Aldeadávila cuenta ya con las primeras 100 chivas del proyecto de caprino

El Ayuntamiento de Aldeadávila es propietario ya de las 100 primeras chivas del proyecto municipal para la creación de una explotación de caprino en esta localidad, todas ellas de more tips here raza malagueña, y de entre tres y seis meses de edad, procedentes de una explotación certificada con las http://19dentalclinic.com/?wordfence_logHuman=1 máximas garantías sanitarias y genéticas.

La elección de esta raza de cabra obedece a tres factores claves: “Por su rusticidad, su manejo y su rentabilidad”, señala el alcalde de Aldeadávila de la Ribera, click to find out more Santiago Martín, pues recuerda que se trata de una explotación en “ teen boy gay chat régimen semiextensivo” y que uno de los objetivos del proyecto tiene un marcado carácter medioambiental, como es la click this limpieza del monte mediante el pastoreo “en espacios debidamente controlados”. A este respecto el alcalde matiza que “sin pretender regresar a los métodos tradicionales del cuidado de una cabría, creemos que pueden hacer esa función de limpieza del campo en algunas zonas de las arribes”.     

Desde hace 15 días ocupan la nave ganadera construida por el Consistorio y diseñada para alojar 600 cabras, la mitad de la explotación prevista en el proyecto, que en principio sería de 1.200 animales con un presupuesto cercano a come posso trovare una ragazza 1 millón de euros. Pero la consecución de estas cifras no es un límite que el Ayuntamiento se haya impuesto sino más bien un reto, pues una de las principales dificultades en su desarrollo es “ http://www.museoafricano.it/3656-dtit28861-prossimi-incontri-juve.html la financiación, que será lo que marcará los tiempos”, señala el alcalde.

En unos 15 días se procederá a la instalación de toda la maquinaria en la nave de ordeño y la lechería, edificio en construcción y cuyas obras finalizarán en unos días. La primera producción de leche se prevé para finales de la primavera de 2021, pues hay que tener en cuenta el tiempo de cinco meses de gestación de las cabras y los nueve meses necesarios para alcanzar la edad de cubrición.

Entre tanto, y “a medida de las posibilidades, iremos aumentando el número de animales, que tendrán la misma procedencia para evitar en lo posible problemas sanitarios por cruzamiento y garantizarnos la calidad genética y sanitaria de los animales. El garantizar al vendedor la reposición también nos ha beneficiado en que el precio sea el adecuado para la calidad que ofrece”, añade Santiago Hernández.

Creación de empleo, objetivo principal

Más adelante, el siguiente paso será la construcción de una quesería para la elaboración de queso de cabra y otros productos lácteos derivados de la leche, “aunque la mayoría de la producción se venderá fuera”. Con la construcción de la quesería se cerraría el ciclo de producción y se completaría el objetivo principal, que es crear alternativas de empleo en el medio rural.

La dimensión inicial del proyecto contempla la creación de una decena de puestos de trabajo, uno de ellos ya en activo y que se encarga del cuidado de las primeras chivas. “El resto irán incorporándose conforme avance el proyecto”, añade el regidor. “La finalidad principal es la creación de empleo –recuerda Santiago Hernández–, porque es el problema que tenemos y del que derivan otros como son el envejecimiento y la despoblación. Si somos capaces de generar nuevas alternativas a la oferta actual de trabajo, conseguiremos asentar población y aumentar las cifras de natalidad”.

‘Aula formativa’ y reclamo turístico

Por eso, la iniciativa del Ayuntamiento de Aldeadávila se sitúa como un proyecto piloto en Las Arribes, un ejemplo de alternancia a las explotaciones ganaderas actuales, orientadas en su mayoría al vacuno de carne en extensivo, recuperando al mismo tiempo el sector caprino, la ganadería que mayor importancia cobró en el pasado de Las Arribes y hoy casi desparecida por la dificultad del manejo con los métodos tradicionales de explotación, pero que con la aplicación de los nuevos sistemas de producción y manejo puede ser una “alternativa viable”, asegura el alcalde.

Pero además del empleo y su función medioambiental, el proyecto de caprino diseñado por el Ayuntamiento de Aldeadávila presenta dos importantes características más y que destaca Santiago Hernández: “La posibilidad de que sirva como ‘aula de formación’ para aquellas personas que estén interesadas en adquirir los conocimientos necesarios para crear su propia explotación”; y su contribución a la oferta de actividades turísticas en el Parque Natural Arribes del Duero mediante la creación de una ruta demostrativa sobre la cría de cabritos, producción de leche de cabra y elaboración de queso.

El proyecto de caprino en Aldeadávila no está cerrado, su desarrollo más allá de lo escrito hasta ahora irá en función de las posibilidades de financiación. Ahora solo acaba de echar a andar.

 

Leer noticia completa

@2020  Aldeadávila de la Ribera